YUZU, EL CÍTRICO QUE VINO DE ASIA

Home / blog / YUZU, EL CÍTRICO QUE VINO DE ASIA

Las frutas cítricas son muy distintas entre sí, para nosotros es fácil distinguir entre una naranja, una mandarina, una clementina, un limón y un pomelo, que son típicos de nuestra región mediterránea. Y, aunque no lo es en absoluto, desde hace ya años hemos adoptado la lima, con lo cual, también sabemos distinguirla a la perfección del resto de la familia. Pero, ¿y el yuzu?, ¿sabemos siquiera lo que es?

Se trata de un cítrico que crece en Asia Oriental, y aunque es original de China, donde se obtuvo hace más de 1.200 años después de experimentar con híbridos de otras frutas, es conocido en Occidente principalmente por el uso que se le da en la gastronomía japonesa. Precisamente, ‘yuzu’ es el nombre que recibe en el país nipón, mientras que en Corea se le llama ‘yucha’. Originalmente se produjo en la región del Yangtsé, tal vez su nombre deriva del de ese gran río.

El yuzu que conocemos hoy en día tiene la apariencia de una pequeña naranja y su color suele oscilar entre verde y amarillo cuando está más maduro. Sin embargo, el sabor de su pulpa llena de semillas es amargo, más parecido al de un pomelo, aunque también se confunde un poco con el de una mandarina. De modo que estamos ante un cruce de características que normalmente atribuiríamos a distintas frutas, pero reunidas -a su manera- en una nueva.

Y, aunque el yuzu tiene múltiples aplicaciones culinarias, es raro que se consuma su pulpa, al menos en su región de origen, que es donde mejor conocen sus características. En Asia se emplea mucho para realizar infusiones, y la cáscara se emplea como aderezo en salsas. También se emplea para hacer mermeladas y otros dulces. Y, reuniendo un poco todas esas ideas, en Norice también le hemos encontrado una gran utilidad.

Postre con yuzu

Uno de nuestros postres se llama ‘Cremoso de yuzu”, precisamente porque incorpora un ‘custard’ (especie de natillas al estilo inglés) aromatizado con yuzu y lima, y que se redondea con trocitos de piña asada al momento. Toda una delicia para el paladar que te descubre Asia y los sabores exóticos aplicados a la repostería. El punto dulce y denso de la crema, junto con la potencia del perfume de los cítricos y el contraste con la piña, forman una combinación irresistible.

Related Posts
NORICE